Las consecuencias de ser buena persona…

Joder, si es que yo, soy una muy buena persona…

Me levanto, recuerdo que tengo una cita a las 10 con un amigo, enciendo el ordenador y comienzo a perder el tiempo… 10:30 -“Joder ya es tarde…”. ¡¿Dónde están los putos audífonos?!… Mierda mi hermano otra vez, juro que ahora sí lo castro… ¡Joder ya es tarde y no los encuentro!… Mejor me voy ya, total un día sin música no pasa nada…

Debo hacer notar que si hay algo que me caga en sobremanera es prestar mis cosas y que no las devuelvan al punto exacto de donde las tomaron… en fin, eso es material para otra historia…

Voy en camino, recibo una llamada, número desconocido… -“Espero que no sea él”:
-Bueno
-Hola, soy “él”… (Yo interior:”Me cago, sí es él” )
-Ah sí, perdona, ya voy llegando, no te preocupes en 5 minutos me tienes allí…
-De hecho, te hablaba para ver si puedes venir mejor a Telemática
-¿Telemática? Pero si eso está muy lejos…
-Ok, entonces te veo en el “uno” (Bachillerato)
-Me parece perfecto
-Vente con calma, que llegaré en 15 minutos…
-Sí, sí, no te preocupes por mí, adelante…
-Ahí te veo
-Sí, hasta luego…
Ok, las cosas no están tan mal, tengo tiempo de sobra para llegar, me iré caminando lentamente, no pasa nada, no quiero llegar sudado y apestando…

Llego al bachillerato, sorprendentemente aún se pueden observar individuos con uniforme dentro del plantel a pesar de que las vacaciones comenzaron hace casi 3 semanas… Son individuos raros, algunos les llaman estudiantes, otros chusma, yo prefiero simplemente pensar que son la gente que en un futuro me hará de comer, limpiará mi jardín o me llevará en la limo…

“¡¿¿Ha pasado ya media hora, dónde fregados estás??!”… Él te tuvo paciencia, te toca a ti, joder, maldito yo interior…

-Perdón por el retraso…
-No hombre, no te preocupes, va, comencemos a hablar
.
.
.

Total, lo que se supone que sería una conversación sobre temas torales de duración apróximada de 1 hora no sé como diablos se convirtió en cargar dos caballos de madera estilo Troya… y una máquina de asedio…

Cálculo que el peso de cada caballo rondaba entre las 2 y 3 toneladas, estaban hechos de cedro y los cargabamos entre 4 desgraciados… si es que somos como Superman…
De la máquina de asedio no me quejo, porque afortunadamente estaba en Telemática y para cuando yo llegué, mis 3 compañeros desgraciados ya habían hecho el trabajo…

¿Recuento de daños? Una cola de caballo de madera rota, un pedazo de cabeza de caballo roto, un pie quebrado (el mío), hambre, insolación, desgarres musculares y no podía faltar el dolor de cabeza…

Mis grandes amigos no tuvieron una mejor idea que reirse de la nada, perder las fuerzas y dejarme caer una puta pieza del puto caballo sobre el pie… no, no guardo rencor.

Si mañana amanezco con ganas de moverme sólo espero no encontrarme con un recibo de cobro por las piezas rotas…

Joder, cuando envías a 4 muchachos a hacer el trabajo de 10 hombres no esperes que todo salga perfectamente bien, antes agradezcan que lo hicimos sin chistar…

Moraleja: Si haces algo bueno, no esperes que te pasen cosas buenas…

Anuncios

Acerca de José Luis

Pseudo-músico, geek por naturaleza y escritor por vocación...
Esta entrada fue publicada en Quejas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las consecuencias de ser buena persona…

  1. Phyan dijo:

    Muy interesante tu historia. Me impresiona tu creatividad para escribir. Me parti de la risa cuando lei lo de los estudiantes jajajaja te pasas jajaja. Pero no entendi del todo lo del el caballo de troya… en primer lugar por que cargabas un caballo de madera?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s